Un chapín desde Japón

Icon日本に住んでいるグアテマラ人

Sumersión parte 3.1 (Los delfines de Mikurajima)

Mientras nuestra amable guía nos daba las últimas precauciones que debíamos tomar, el conductor de la lancha se acercó al muelle para que nos pudieramos subir.   Ibamos 7 turistas, de los cuales solamente 2 tenían experiencía previa de nadar en Mikurajima.    Partimos tan pronto como acabaron los saludos del conductor.
Viajamos cerca de unos 20 minutos en la perfiferia de la isla antes de llegar al primer punto en donde se ven frecuentemente los delfines.   El conductor disminuyó la velocidad de la lancha para ver si habían delfines, pero en esta ocasión estaban ausentes.   Seguimos entonces a los siguientes puntos, cuando hicimos los primeros avistamientos. de delfines    Los primeros que vimos iban saltando fuera del agua en forma paralela a la lancha.   Seguimos un poco mas y los siguientes delfines empezaron a nadar cerca de la lancha.    Por la velocidad, lo único que veia era el plateado y brillante cuerpo bajo el agua.   Cuando redujimos la velocidad, se distinguian un poco mejor los delfines y vimos algunos que nadaban en la profundidad mientras que otros sacaban parte del cuerpo a la superficie.    También en esé momento ya podiamos escuchar los chillidos de los delfines que estaban cerca.    Avanzamos un poco mas y finalmente detuvieron la lancha.   Nuestra guía nos indicó que había llegado la hora de entrar al mar.   Yo por estar en la orilla de la lancha fuí de los primeros que se metieron.   Al meterme no ví delfín alguno del lado que me metí, pero al voltearme ví de cerca a 2 que nadaban alejandosé de nosotros.. 
   

Lo primero que me fijé al ver los delfines es que, tenían (a mi parecer) ,muchas cicatrices en el cuerpo.   Mas tarde me dí cuenta que no eran algunos, sino la mayoria, los que tenian algún tipo de herida en el cuerpo.   Entre la emoción del momento se me olvido preguntar a la guía el motivo de las cicatrices.
Una de las recomendaciones que nos hicieron varias veces, fue la de no tocar a los delfines, porque estos son delfines silvestres (salvajes) y no estan acostumbrados a que los toquen.    Se podrían enfadar y no se puede predecir la respuesta que podrían tener al molestarlos.   En este caso, no es tan difícil entender, si lo extrapolamos a estar molestando a un humano.  Por otro lado, nadar cerca de ellos esta permitido y no hay problema alguno.   Por su parte,  algunos delfines se acercan bastante, otros mantienen su distancia y algunos otros, se alejan cuando hay humanos cerca.    Entre los turistas, los mejores nadadores del grupo, eran capaces de nadar muy de cerca a los delfines y algunos de estos parecian disfrutar de esto.


La primera vez que nos metimos al mar solo habían pocos delfines y luego de unos minutos parece que se aburrieron de vernos y siguieron su rutina.   Esto lo aproveché para ver otros peces que habian en ese lugar.    
Luego de un tiempo nos pidieron que nos subieramos a la lancha para seguir.   Durante el tour, nos metimos varias veces al mar para tratar de ver a los delfines.   Algunas veces mirabamos varios (3 a 4) y otras veces mirabamos solamente 1.


La velocidad con que nadaban era por supuesto muy rapido y si sumamos a esto que el agua es (¿estaba?) un poco oscura podrán entender porque no salieron tan bien las fotos.



Algunos delfines eran bastante curiosos hacía los humanos y se comportaban en una forma juguetona.   En ocasiones los delfines hacían cosas muy divertidas, como el de la foto el cual se quedaba paralizado, suspendiéndose por un tiempo en forma vertical antes de seguir nadando.  



Creo que al final nos metimos mas de 12 veces al mar y estuvimos viendo otros animales marinos. 

Despues de haber nadadado por largo tiempo en el mar, el mar empezó a agitarse fuertemente y tuvimos que empezar a regresar.   Para ese entonces, todos estabamos muy cansados y varias personas ya no se querían meter mas al mar por el mismo cansancio.   
A medio camino de regreso, el mar se había puesto muy fuerte y nos fuimos muy despacio.   Hubó un par de ocasiones en que la lancha se subia en una ola y luego caía un par de metros al vacio entre el espacio de las olas.   La parte que mas me impresionó fue cuando ibamos 3 lanchas en linea paralela, pero no ibamos a la misma altura sino que uno iba algunos metros muy arriba y otro iba muy abajo.   
Cuando regresamos, el cansancio y el sueño (estaba desvelado del viaje en barco) se juntaron y quería dormir para descansar antes de meternos nuevamente al mar.  Habiamos apartado dos salidas para nadar con los delfines y estaba muy contento y satisfecho de la primera vez.   Lo que no me imaginaba en ese momento era que la segunda vez, iba a ser mucho mejor que la primera.    (つづく).

 
 
 
 

Publicar un comentario 5 Comentarios:

  • nora dijo...
    21 de julio de 2008, 20:52
    ¡Qué linda experiencia! A mí me da mucho miedo el agua, por eso no se si me atrevería...
    Lo cuentas tan bien que es como si hubiera estado... nadando :)
    Gracias por contarnos esta experiencia. Esperamos la continuación.
    Un abrazote!
  • NicteKono dijo...
    22 de julio de 2008, 11:02
    Se oye tan bonito que hasta ganas de meterse al agua dan, pero soy del equipo de Nora, no soy amiga del mar, mucho menos si la lancha "cae" de la ola hacia la parte baja... creo que no lo pasaría muy bien. También me quedo esperando la segunda parte!!!
  • Alejandro dijo...
    26 de julio de 2008, 14:58
    Gracias por sus comentarios.

    Yo creo que tampoco soy muy amigo del mar, pero como no sabía a lo que me metía, no me afecto mucho, jaja.

    @Nora: Si tienes la oportunidad, definitivamente te recomiendo que experimentes esta actividad, dependiendo del momento del año que vayas, puedes encontrar un mar plácido. Saludos y un abrazo.

    @Nicté: Al igual que a Nora, le recomiendo la experiencia, si no puede nadar en el mar le dan un flotador y con eso puede sostenerse y ver al agua. Ademas de que hace menos esfuerzo, esta mas segura. En cuanto a la lancha, depende de la temporada que vaya el mar estará en diferente condición. La historia sigue. (Falta bastante, espero que no se vaya a aburrir)
  • Chien dijo...
    28 de julio de 2008, 06:09
    yo nunca he visto un delfín así en mar abierto... ha de ser impresionante.

    Saludos amigo
  • Alejandro dijo...
    11 de agosto de 2008, 00:48
    Saludos Chien. Totalmente recomendado, es excelente verlos en su medio. Cuando lo hagas, fotos por favor (si se puede). ¡Feliz semana!

Publicar un comentario